1790518_500.jpg

Economía & Dinero

Bienes Nacionales: ingresos por arriendos y ventas de terrenos fiscales aumentaron 22% en 2015

Pierina Bertoni 18/01/2016

Sumaron del orden de $37.000 millones, unos US$51 millones, versus $30.000 millones de 2014. Las concesiones mostraron un rol importante, principalmente por la creación de nuevos proyectos de energías renovables no convencionales en el norte grande, como también en el Maule. En Arica y Parinacota este ítem subió 115%.

La llegada del 2016 trae consigo el proceso del cierre del año anterior, y en ese sentido el Ministerio de Bienes Nacionales mostró números azules tras 2015.

Por ingresos de rentas y ventas (en donde se incluyen las concesiones) de terrenos fiscales la cifra aumentó un 22%, recaudando un total de $37.047 millones versus $30.410 millones de 2014.

Al analizar este resultado, lo que se recaudó por rentas de la propiedad (arriendos) fueron $10.419 millones, contra $9.668 millones del año previo.

En cuanto a las ventas, éstas alcanzaron a $19.311 millones en 2015, anotando un aumento considerable de 38% en relación a 2014. Mientras que en concesiones se recaudaron $7.316 millones en vez de los $6.770 millones del año anterior. 

La cartera, sin embargo, encabezada por su titular, Víctor Osorio, realza más que nada las diferencias entre 2015, segundo año de Gobierno de Bachelet, y 2011, el también segundo año de Piñera. 

Al respecto, se aprecia que los ingresos por rentas de la propiedad casi se duplicaron, al totalizar en 2011 sólo $5.888 millones, en tanto que por ventas subieron 35% y por concesiones en torno a 15 veces.

Con esto, la recaudación general se elevó en prácticamente 80% comparada con el segundo año de la administración anterior.

En este sentido, el ministro Osorio señaló a PULSO que “el crecimiento se debe a que teniendo una convicción de la necesidad de hacer ver el carácter de la propiedad fiscal, hemos sido más eficientes y eficaces en que haya una contribución a la reactivación de la economía, aparte de la administración de los bienes fiscales”.

Es importante hacer notar que un 65% de los ingresos que obtiene el Fisco por concepto de venta, rentas de propiedad y concesiones, se va directamente a los distintos gobiernos regionales en donde se encuentran los terrenos.

El secretario de Estado explica que el destino de los dineros “es para lo que decidan las regiones, pero evidentemente estos recursos lo que hacen es fortalecer la capacidad que tienen los gobiernos regionales y en general la administración del país para desarrollar políticas sociales y atender las necesidades de la sociedad”.

En esa línea, la región que se ha visto más favorecida es la Arica y Parinacota, en donde los ingresos por concesiones aumentaron 115%, mientras que por renta de propiedad 47% y por ventas 33%.

Por su parte, en la región de Tarapacá la recaudación  por concesiones se elevó 69%, en tanto que por rentas de propiedad un 5%. Sin embargo, las por ventas cayeron un 68%.

En el sur del país, en la región del Maule, los ingresos por concesiones subieron 95%.

Influencia de las ERNC

Todas estas regiones se vieron favorecidas porque en ellas se ha concentrado gran parte de los nuevos proyectos de energías renovables no tradicionales que se están desarollando en el país. Según detalla el ministro de Bienes Nacionales, “de los proyectos (de este tipo) que hoy ya están operativos, el 50% está emplazado en propiedad fiscal y de los nuevos proyectos que están ingresando al sistema, cerca del 75% está en terreno fiscal, con un cálculo conservador”. 

Precisa que estas iniciativas se centran específicamente en energía solar y eólica. 

Un estudio reciente de Bloomberg colocó a Chile tercero a nivel mundial en materia de energías renovables, y en ese sentido “el país es un polo de desarrollo importante”, destaca Osorio.

Agrega que uno de los puntos importantes de la agenda energética del país es la diversificación de la matriz y el desarrollo de estos proyectos va en esa senda.

Durante 2015 Bienes Nacionales autorizó un total de 207 proyectos de energías renovables no convencionales en las regiones de Arica y Parinacota, Tarapacá, Antofagasta, Atacama y Maule, por una inversión comprometida, tanto por empresas nacionales como internacionales, de US$16.870 millones. De este monto, $17.254 millones irían al Fisco por uso de inmuebles fiscales. 

En 2015, el total de hectáreas de propiedad fiscal entregadas para este efecto ascendió a 50.528, y en conjunto alcanzan una generación proyectada de 8.435 megawatts de potencia al año.

Por otro lado, a pesar del mal ciclo del cobre los aportes de terrenos fiscales para el desarrollo de su explotación no han disminuido. Por el contrario, en noviembre pasado Bienes Nacionales y Codelco suscribieron un acuerdo para el desarrollo de nuevos proyectos. En ese sentido desde el ministerio explican que ya han procedido a enajenar terrenos fiscales a la cuprera estatal, en donde se construirá la planta desalinizadora de agua de mar para abastecer la futura operación de la División Radomiro Tomic, en la localidad de Caleta Viuda, Tocopilla.

Archivos relacionados

Enlaces relacionados