Economía & Dinero

BCE espera que la zona euro se expanda 1,6% este año

Leonardo Ruiz 03/06/2016

El central europeo, que elevó la proyección desde 1,4%, dijo que seguirá adelante con su estímulo y dejó sin cambios la tasa de depósitos bancarios que está en negativo.

La reunión del Banco Central Europeo (BCE), y la posterior conferencia de prensa de su presidente, Mario Draghi, mantuvieron un tono suave que para los analistas subrayó la necesidad del banco de que los mercados le den más tiempo para ver los efectos de su estímulo monetario.

Además, el BCE elevó las proyecciones de crecimiento de la eurozona este año hasta 1,6% este año, desde el 1,4% previsto en marzo, y mantuvo su proyección de 1,7% de expansión en 2017 y recortó la cifra a 1,7% en el 2018, frente a la previsión anterior de 1,8%. El organismo aumentó también su proyección sobre la inflación en 2016 a 0,2% desde 0,1%, citando factores que incluyen el efecto base del reciente avance de los precios del petróleo.

“Al elevar sus proyecciones de crecimiento y de inflación para este año, el BCE mantuvo un sesgo decididamente más blando. Aunque el BCE no sugirió que podría tener que aliviar la política nuevamente, enfatizó que está “dispuesto, capaz y listo” para actuar si la agitación financiera complicara el mecanismo de transmisión de política monetaria

Igualmente, el BCE mantuvo sin cambios su tasa de depósitos bancarios, que ahora es vista como su principal herramienta, en -0,40%. El tipo de refinanciamiento clave, que fija el costo de crédito en la economía, permaneció sin cambios en 0 por ciento, mientras que la tasa sobre créditos marginales a bancos quedó en 0,25%.

La decisión de mantener las tasas referenciales sin cambios era una medida esperada por los 65 analistas consultados por Reuters, luego de que el BCE profundizara el recorte de las tasas en marzo, anunció la compra de bonos de empresas y dio a conocer un esquema de créditos “ultra barato” para los bancos.

Advertencia de Draghi. En declaraciones tras la reunión del Consejo de Gobierno del BCE en Viena, el presidente Draghi dijo que espera que las tasas permanezcan en los actuales niveles o incluso más bajos hasta mucho tiempo después del fin de su programa de compras de activos, que debería extenderse al menos hasta marzo del 2017.

“La recuperación económica del área del euro sigue siendo afectada por las débiles perspectivas de crecimiento de los mercados emergentes, los ajustes necesarios de la hoja de balance (…) y el lento ritmo de la implementación de las reformas estructurales”, declaró a periodistas.

“Se esperan estímulos adicionales a partir de las medidas de política monetaria que aún deben ser implementadas y que contribuirán a reequilibrar los riesgos para el panorama del crecimiento”, dijo Draghi.

Por otro lado, el BCE destacó cuán frágil sigue siendo la recuperación. Draghi mencionó entre los riesgos latentes la desaceleración de la economía global y el posible impacto del referendo del 23 de junio que celebrará Reino Unido para decidir si abandona o no la Unión Europea.