Economía & Dinero

BC: Encuestas se alinearon con una TPM en 4% a fines del 2016

Carlos Alonso 14/01/2016

Mientras que el Grupo de Política Monetaria recomendó al Banco Central mantener en 3,5% la tasa de interés.

Los antecedentes de la Reunión de Política Monetaria destacaron que el IPC de enero estará influenciado por la inclusión del alza del impuesto de timbres y estampillas, que impulsará el IPCSAE de servicios. En ese sentido, resaltaron que las expectativas para el IPC de enero se ubican en  0,4%,  en tanto los seguros de inflación promediaban algo menos de esta cifra hacia al cierre estadístico de esta reunión.  Sobre  el dólar, los antecedentes señalan que la paridad peso dólar mostró una depreciación relevante en las últimas jornadas, transándose por sobre $730 por dólar al cierre de esta minuta, equivalente a un aumento de cerca de 3% en lo que va del año y de 2,5% respecto de la Reunión previa.  En cuando a  la actividad, se menciona que  la Encuesta de Expectativas Económicas (EEE) de enero anticipa que el Imacec de diciembre subiría 1,6% anual y que el crecimiento del primer trimestre de este año se ubicaría en 1,8% anual. Para el 2016 y 2017, la encuesta prevé expansiones de la actividad de 2,1 y 2,8%, respectivamente.

Respecto de las expectativas para la TPM, se afirma que “los datos conocidos durante el mes no cambiaron mayormente la trayectoria de tasa prevista por el mercado (para el mes). Mientras resalta que las encuestas de mercado se fueron alineando a las expectativas que se recogen de los precios de los activos financieros, ubicando la TPM en 4% a fines del 2016. 

Por su parte, el Grupo de Política Monetaria (GPM)  -conformado por los economistas Raphael Bergoeing, Carlos Budnevich, Tomás Izquierdo, Guillermo Le Fort y Gonzalo Sanhueza- recomendó mantener la tasa de interés en 3,5% en la reunión de hoy. Si bien mencionan que “la principal preocupación hoy es la apreciación reciente del dólar, que ha alcanzado sus niveles máximos desde comienzos de la década pasada podría retrasar aún más el retorno de la inflación al rango meta,  la debilidad de la actividad, el deterioro de las condiciones internacionales y una incipiente reducción en la inflación salarial recomiendan cautela”. Asimismo, los expertos sostienen que la mejor estrategia que debe seguir el BC para la política monetaria, más allá de fijar una trayectoria, es ir mes a mes mirando el escenario macroeconómico y a la luz de esos hechos tomar una decisión. 

En materia fiscal, Raphael Bergoeing señaló que si bien los ingresos para el Gobierno se verán afectados por el menor precio del cobre, dicha merma estaría siendo compensada por los mayores ingresos que se obtendrán vía impuestos tanto por un mejor comportamiento de los contribuyentes y por mayores ingresos por IVA. Todo esto a su juicio redundará en que le déficit fiscal efectivo será menor al 3,2% que proyecta Hacienda.

Archivos relacionados