2240856_500.jpg

Economía & Dinero

Bárbara Figueroa: "Este proyecto ya agotó su debate, lo único que queda es zanjarlo y sacarlo del Parlamento"

Juan Pablo Palacios 15/01/2016

"Hay que tener cuidado con creer que la política se resuelve con hitos. No podemos pretender que todo ese peso lo vaya a resolver una audiencia con la Presidenta", dijo la dirigenta sobre la cita que pidieron a la mandataria. Sostuvo que "ya no hay espacios para hablar de adecuaciones necesarias", por lo que a su juicio el Ejecutivo no podría "reponer esa indicación tal cual". Además desestimó un quiebre con los ministros de Hacienda y de Trabajo.

Bárbara Figueroa, presidenta de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), desdramatizó la ausencia de una resolución sobre la Reforma Laboral por parte de la Presidenta Bachelet en el cónclave del miércoles de la Nueva Mayoría. “Hay que tener cuidado con creer que la política se resuelve con hitos, esto tiene que ver con procesos, con ir a enfrentar las dudas y las contradicciones que algunos senadores plantean”, señaló. Para la dirigenta, lo rescatable del encuentro -y que se debe materializar-, fue que los timoneles del oficialismo coincidieron en que el debate del proyecto debe cerrarse lo antes posible, no dilatándolo para marzo.

¿Con qué sensación queda después del cónclave del miércoles?

No hay que obnubilarse con eventos ni con momentos de la discusión. El debate laboral lleva más de un año y no podemos pretender que en un cónclave se resuelvan diferencias políticas profundas. Haberse hecho una gran expectativa de que sería en el marco de ese evento que se iban a zanjar las diferencias que había entre los partidos de la Nueva Mayoría, lo veo como un despropósito. Creo que es muy saludable que todos los partidos hayan planteado la necesidad de que este tema se zanje lo antes posible y que por lo tanto, en función de ello podamos empezar a perfilar lo que va a ser la agenda laboral post reforma. Allí hay temas que tienen que ver con su implementación y otros asuntos vinculados al mundo del trabajo y a la productividad.

Lo que corresponde ahora es seguir haciendo más esfuerzos, con reuniones con senadores y con el propio Gobierno, para que acá todos nos hagamos cargo de que este es un debate que se debiera ir cerrando y donde lo fundamental es que se respaldaron los ejes estructurales de este proyecto por parte de los presidentes de los partidos. Eso significó una señal importante, porque ordena cómo se tiene que hacer esta última etapa del debate.

¿Pero de todos modos la CUT pidió una reunión a la Presidenta para que ella zanje la reforma?

Entendemos que en este debate tenemos que tener múltiples estrategias y reuniones. Por el volumen de proyectos que se espera que sean despachados antes del 31 de enero, es imposible que la mandataria esté al tanto de todos los detalles. Por lo tanto, es por eso que hemos solicitado una audiencia con ella para poder enfatizar y replantear los elementos que a nuestro juicio son estructurales y que no debieran verse modificados, pese a las dificultades que han expresado miembros de la propia Nueva Mayoría, aprensiones que son legítimas, pero que no llegan a ser tan sustantivas como el respeto al programa de gobierno. Por otro lado, vamos a seguir conversando con los senadores, a quienes estamos enfatizando los puntos de la reforma y llamándolos a la coherencia con el programa de gobierno que les dio mayoría en ambas cámaras. También nos hemos reunido con los ministros para ir haciendo el seguimiento del debate. Por lo tanto, no están concentrados todos nuestros esfuerzos con la Presidenta. 

¿Han tenido alguna respuesta de cuándo podría ser la reunión con la Presidenta?

Aún no hemos tenido respuesta y nosotros seguimos en el proceso de conversaciones que nos hemos fijado. Si logramos concretar pronto esta reunión, bienvenido sea, si no, vamos a seguir en nuestros esfuerzos. Hay que tener cuidado con creer que la política se resuelve con hitos, esto tiene que ver con procesos y reflexiones, debates, con ir a enfrentar las dudas y las contradicciones que algunos senadores plantean. No podemos pretender que todo ese peso lo vaya a resolver una audiencia con la Presidenta.

¿Cómo quedaron las relaciones con los ministros de Hacienda y del Trabajo tras la última reunión?

Un medio interpretó palabras del vicepresidente Nolberto Díaz que entiendo no tuvieron que ver con un quiebre en las relaciones. Yo no me hago cargo de ese quiebre, a la salida de esa reunión no conversé con nadie. Creo que hay algunos que quieren generar un clima de tensión que busca distanciar al movimiento sindical del debate para evitar que nosotros sigamos incidiendo. Acá no hay relaciones cortadas, en esa reunión sólo nos pusimos al día. No fue una cita para resolver todas las inquietudes. Esperamos que las próximas reuniones sean mucho más fructíferas.

¿Apoya la gestión de los ministros para que el proyecto vuelva a la Comisión de Trabajo?

No puedo hacer una evaluación de un tema que no tiene que ver con el ámbito sindical, eso habría que preguntárselo a los senadores. El Parlamento tiene sus propias dinámicas, el Ejecutivo tendrá que jugar el rol que le compete. No me hago cargo de esas anécdotas del debate, nosotros estamos en el debate de fondo, de los contenidos. 

¿Pero esa anécdota podría significar postergar su despacho?

Si aquí se logra entender que la Nueva Mayoría tiene que cuadrarse detrás del programa de Gobierno y por lo tanto, con los pilares estructurales del proyecto de ley, no tendríamos que tener mayores dificultades para que esto avance.

¿Es prioritario que la reforma se despache antes del 31 de enero o se abre a que el debate se aplace?

Soy de la opinión que este proyecto ya se agotó en su debate y por lo tanto, lo único que queda hoy es zanjarlo y sacarlo del Parlamento, porque todos sabemos que vamos a enfrentarnos además al Tribunal Constitucional. Eso fue anunciado desde que el proyecto inició su tramitación. Por lo tanto, hoy debemos concentrar nuestros esfuerzos ahí y no seguir dilatando un debate que en toda su capacidad ya está agotado, a menos que algunos lo que pretendan es ganar tiempo para retroceder en esta iniciativa, cuestión que entiendo no fue la posición mayoritaria en el cónclave de la Nueva Mayoría.

¿Está en desacuerdo con que se mantengan las adecuaciones que abran espacio al reemplazo interno?

Creo que ya no hay espacios para hablar de adecuaciones necesarias, es un tema que ya se agotó y además es un concepto que no fue aceptado por los senadores de la Comisión de Trabajo. Por lo tanto, no veo que el Ejecutivo tenga el espacio para reponer esa indicación tal cual. Probablemente va a buscar alguna fórmula que permita hacerse cargo del planteamiento expresado por los parlamentarios de la DC. Nosotros le hemos dicho al Gobierno que no puede haber ninguna intención de vulnerar el derecho fundamental a huelga. Si se cumple eso último, no tendríamos que tener ningún reparo.

Creemos que el proyecto debe tener titularidad del sindicato interempresa, debe ser obligatoria esa negociación para el empresariado, la extensión de beneficios no sólo debe ser de común acuerdo entre las partes, sino que también se debe garantizar que un trabajador al afiliarse al sindicato de manera automática recibe los beneficios de la negociación, y se debe garantizar el efectivo derecho a huelga, sin reemplazo externo ni interno, porque esa es una materia que ya está zanjada en tribunales.

¿Quedarían conformes con que se mantenga el texto que despachó la Com. de Trabajo del Senado?

Ese texto se hace cargo de una mirada donde se resguarda en lo fundamental el derecho a huelga como el elemento clave.

¿Cómo enfrentarían una eventual impugnación en el Tribunal Constitucional?

Estamos  preparando nuestra argumentación, hemos estado conversando con algunos abogados laboralistas y constitucionalistas. Entendemos que el Gobierno ya solicitó informes para tener mayores elementos en la defensa de los pilares del proyecto. Nuestra estrategia la vamos a zanjar en el marco del congreso que vamos a tener la próxima semana. Allí tendríamos que definir  el camino no sólo de ir a debatir a TC, sino que también acciones de movilización. Más allá de defender el proyecto de un Gobierno, tenemos que abogar por los pilares fundamentales para avanzar en el fortalecimiento del sindicalismo. No puede ser borrado por el TC lo que hayamos avanzado en un debate parlamentario.

¿Siente que la dilación del debate laboral ha ido afectando su capital como líder sindical?

El capital político de mi presidencia y de la CUT no depende de cómo se ha enfrentado el debate legislativo. Nosotros no hemos sido un actor que ha mirado desde la vereda del frente este proceso, hemos estado incidiendo y marcando los puntos. Hemos sido de los actores más influyentes para que no se retroceda respecto de los pilares. También entendemos que con este proyecto no se resuelve toda la aspiración de la Central. 

¿Pero está consciente de las críticas que se le han hecho de falta de movilización de la CUT y que ha tenido un postura pro Gobierno?

Tengo la impresión de que la primera crítica ha venido de sectores que no son parte de la vida sindical de la CUT, por lo tanto por razones obvias van a criticar el actuar de la Central y a partir de eso, esos grupos se juegan un espacio en el debate. Respecto de las críticas internas, eso significa no hacerse cargo del debate que se ha hecho en el colectivo. No he sido yo la que ha resuelto las orientaciones, yo las he representado como presidenta y nunca he tenido miedos de defender las definiciones que hemos tomado. Aquí hay definiciones colectivas que hacen nuestras estructuras. Todos debemos hacernos cargo de los déficit y de los avances. Creo que el congreso será el mejor momento para hacer esa evaluación.

¿Está evaluando postular a un nuevo mandato en la CUT?

No me parece que ese sea el debate del período. Por ahora tenemos que cerrar el debate de la Reforma Laboral y empezar a delinear la agenda programática de la CUT, cuáles deberían ser los temas que tienen que ponerse en la agenda para el próximo período y por lo tanto, no es hoy el momento de hablar de elecciones.

Archivos relacionados

Enlaces relacionados