Economía & Dinero

Banco central de Inglaterra alerta que el "Brexit" traerá recesión en Reino Unido

Leonardo Ruiz 13/05/2016

En su advertencia más explícita en contra de que UK deje la Unión Europea, el central británico dijo que tomará tiempo ver efectos de una respuesta monetaria.

El mundo económico de Reino Unido está alineado en contra de la opción de que el país deje la Unión Europea, en el referendo del 23 de junio. Y es que sumada a la advertencia más explícita que ha hecho el banco central de Inglaterra, diciendo que era posible esperar una recesión técnica, unos 200 economistas publicaron una carta  en la que dijeron que sería un “enorme error” que UK se saliera, por los “significativos costos a largo plazo que vendrían”.

En su último reporte sobre la inflación, el comité de política monetaria del Banco de Inglaterra hizo una dura advertencia sobre los efectos adversos para la economía del llamado ‘Brexit’, indicando también que si UK decide quedarse en la UE, las expectativas de la tasa de interés del mercado seguirán siendo muy bajas.

La libra esterlina, que ha caído 2,04% en el año pero ha subido en las últimas seis sesiones contra el dólar, ayer cerró en 1,444 dólares por libra, todavía presionada por las preocupaciones de que se concrete el Brexit. 

“Los mercados aún esperan que la política monetaria siga sin cambios hasta fines de 2019 y esperamos que la libra caiga después del referendo sin importar cuál sea el resultado, ya que ahora ha resurgido la preocupación por el déficit de cuenta corriente de UK”, dijeron analistas de Capital Economics en una nota.

El Banco de Inglaterra dejó sin cambios su tasa de interés por 86° ocasión.

“Un freno concreto en el crecimiento, un aumento importante en la inflación. Es una opinión que no está basada en un capricho (…) Es la opinión del independiente Comité de Política Monetaria y es la opinión de todos los miembros del comité”, dijo Mark Carney, gobernador del Banco de Inglaterra, en una conferencia de prensa.

“Por supuesto que hay un rango de escenarios posibles respecto a estas indicaciones, que posiblemente podrían incluir una recesión técnica”, agregó.

El nerviosismo por el referendo del 23 de junio ya está pesando sobre la economía, y el banco central recortó su proyección de crecimiento para este año a 2,0% desde la estimación de febrero de un 2,2% incluso si Reino Unido permanece en la UE.

Carney dijo que existían límites a lo que el banco podría hacer en respuesta a una votación para dejar el bloque. “La política monetaria no puede compensar de inmediato todos los efectos de un shock”, afirmó.

La misiva firmada por 200 economistas incluyó a ex autoridades del banco central británico, como Charles Goodhart, Sushil Wadhwani y David Blanchflower, ejecutivos de JPMorgan, UniCredit y Aviva Investors, y académicos de Oxford University y Birmingham University, entre otros, que describieron como “plausible” las diversas estimaciones que han advertido del daño potencial a la economía de UK, hechas por la OCDE, el FMI y el gobierno británica.