Economía & Dinero

Banco central de Brasil sorprende y decide mantener la tasa Selic en 14,25%

PULSO 21/01/2016

El ministro de Hacienda brasileño, Nelson Barbosa, desestimó las débiles proyecciones del FMI del martes que rebajaron la estimación de esa economía a una contracción de 3,5% este año.

El banco central de Brasil decidió ayer mantener la tasa de interés Selic en 14,25% contra algunos pronósticos que habían anticipado una alza de hasta 50 puntos base a 14,75%. En un inédito mensaje, el martes el presidente del banco central, Alexandre Tombini, había asegurado que consideraría la rebaja en la proyección de crecimiento realizada esta semana por el FMI a la hora de decidir sobre la política monetaria.

A la espera de la decisión del banco central, ayer el real cerró con una caída de 0,81% contra el dólar, mientras el iBovespa cerró con una pérdida de 1,08%. “Al preparar al mercado para un alza en las tasas de interés pero luego no hacerlo, el Banco Central de Brasil se disparó en los pies”, aseguraron expertos de Capital Economics en una nota a clientes. “La conclusión obvia es que los miembros del organismo cedieron a la presión del gobierno de no incrementar las tasas ante la creciente inflación. No obstante, dado que esto arriesga con gatillar una liquidación en el mercado de bonos, podría terminar provocando el incremento en las tasas de interés en la economía real que el banco central está tratando de evitar”, agregaron.

El central brasileño ha estado atrapado entre una inflación por encima del objetivo y las perspectivas de una recesión que podría durar varios años. Mientras, las autoridades de la mayor economía de América Latina, que ha mantenido sus costos de endeudamiento en su mayor nivel desde 2006, han visto amenazados sus esfuerzos para controlar la inflación por un real más débil, sumado a la incertidumbre política y a una política fiscal laxa.

¿Sólo proyecciones?

Ayer en la cumbre de Davos, Suiza, el ministro de Hacienda, Nelson Barbosa, desestimó las débiles proyecciones del FMI, que rebajó la estimación de crecimiento de la Brasil a una contracción de 3,5% para este año y a un estancamiento para el próximo. Antes del martes, la entidad preveía que Brasil se contrajera 1% este año y que avanzara 2,3% en 2017. “Puede ocurrir un  repunte a partir del segundo semestre. El mercado financiero prevé una caída del PIB durante todo 2016. Pero son proyecciones bastante inciertas. Para hacerse una idea, el FMI prevé una estabilización en 2017. Las proyecciones son importantes, pero son sólo proyecciones. Estamos trabajando para mejorar los resultados de la economía”, aseguró.

Durante el día, Barbosa tuvo una serie de reuniones con inversionistas y también con la directora gerente del FMI, Christine Lagarde. En ellas, el ministro insistió en que el gobierno ha avanzado en el ajuste fiscal, pero va a seguir trabajando para frenar gastos y lograr la recuperación.

Dudas sobre Tombini

El presidente del banco central brasileño se comprometió en diciembre a reducir la inflación anual de Brasil desde el 10,67% registrado el mes pasado hasta 4,5% a fines del próximo año. Analistas citados por el mismo central brasileño esperan que los precios al consumidor rompan con el límite superior actual de  la banda inflacionaria de 6,5% por segundo año consecutivo en 2016.

Archivos relacionados