2072484_500.jpg

Economía & Dinero

Banco central chino mantiene previsión de crecimiento 2016 pero ve otras dificultades

Reuters 08/06/2016

El BPC recortó su previsión para las exportaciones: ve una segunda caída anual consecutiva. Además, advirtió que podrían aumentar los riesgos de impago de los bonos y podría haber más dificultad en la recaudación de fondos de las empresas.

El banco central de China recortó su previsión para las exportaciones este miércoles, pronosticando una segunda caída anual consecutiva en los envíos, pero dijo que la economía todavía crecerá un 6,8% en el 2016.

El Banco Popular de China (BPC) también advirtió en su reporte semestral de trabajo que la campaña del Gobierno para reducir los niveles de deuda y el exceso de capacidad podría aumentar los riesgos de impago de los bonos y dificultar la recaudación de fondos de las empresas.

Antes de una reunión de política monetarias de la Reserva Federal de Estados Unidos la próxima semana, el BPC dijo que el ritmo de las alzas de las tasas de interés en Estados Unidos afectaría a los flujos globales de capital y divisas de los mercados emergentes, pero no mencionó al yuan.

“Desde el comienzo de este año, el entorno económico mundial y doméstico ha experimentado una serie de cambios”, dijo el BPC en el reporte.

“Debido a estos desarrollos recientes, hemos revisado nuestras previsiones macroeconómicas de China para el 2016. En comparación con los pronósticos publicados en diciembre del año pasado, mantenemos nuestra proyección de referencia de un crecimiento del PIB real de un 6,8% en el 2016”, agregó.

Otros datos

El reporte fue publicado poco después de que unos datos mensuales mostraron que las exportaciones chinas cayeron un 4,1% interanual en mayo, más que lo esperado y su décimo declive en los últimos 12 meses.

Las importaciones fueron más alentadoras, sin embargo, ya que disminuyeron mucho menos que lo previsto, lo que sugiere una mejora de la demanda interna y refuerza la perspectiva de que la economía china podría estar estabilizándose lentamente.

Datos preliminares sobre el comercio de materias primas mostraron unos sólidos repuntes en las importaciones de cobre y mineral de hierro.

“No esperamos que la cifra de comercio cambie la actitud del BPC hacia el tipo de cambio (del yuan). Ellos todavía prefieren la estabilidad”, escribieron economistas ANZ en una nota de investigación.

Enlaces relacionados