Economía & Dinero

Baja del petróleo permitiría que bencinas sigan a la baja en próximas semanas pese a alza del dólar

Carlos Alonso 14/01/2016

Así lo estiman expertos, que indican que sin caída de las gasolinas el IPC de enero podría ser una décima mayor al 0,4% previsto. Sin embargo, alza en cigarrillos podría generar nuevas presiones.

La bencina de 93 octanos registrará a partir de hoy un alza marginal de $0,1, mientras que la de 97 octanos lo hará en $2,7. Esto, principalmente por el incremento de $16,5 que ha registrado el dólar en las dos primeras semanas de enero, lo que más que compensó la baja de US$8,58 que ha tenido el petróleo Brent durante el presente ejercicio. Sin embargo, de acuerdo a cálculos del economista Jorge Hermann, de Hermann Consultores este escenario comenzará a cambiar las próximas semanas. 

“El panorama para las próximas cuatros semanas es que los combustibles vuelvan a bajar $5 semanales en base a un precio del petróleo Brent en US$32, un tipo de cambio en $728 y que Hacienda no realice cambios a los actuales parámetros del Mepco”, subraya Hermann. Por ello, acota que “es probable que en un mes la gasolina baje $ 20”. 

Ahora bien, hacia el mediano plazo, las perspectivas futuras dependerán de la evolución del petróleo Brent y el tipo de cambio. 

En ese sentido, Hermann explica que para el petróleo Brent “existe presión a la baja, impulsado principalmente por la eliminación del límite de exportación de crudo de Irán, porque los inventarios de crudo en Estados Unidos alcanzaron máximos históricos, por la desaceleración económica del mundo emergente, en especial China, y porque los países miembros de la OPEP abandonaron su estrategia de limitar la producción de crudo”.  

Mientras que por el lado del de tipo de cambio, “éste ha estado volátil dada la incertidumbre económica de China y el alza de tasas de interés de la Reserva Federal en adelante”, explica. 

Aníbal Alarcón, economista de BBVA, comparte esta visión, ya que también prevé que la baja del crudo será predominante sobre el alza de la divisa, por lo que espera reducciones en la gasolina para las próximas cuatro semanas. Así, Alarcón sostiene que “si el precio del petróleo se mantiene en niveles de US$30 por barril, y el tipo de cambio en $730, las bencinas deberían seguir bajando de precio y a la vez  contribuir negativamente en el IPC de febrero”. 

Impacto en el IPC

Las expectativas para el IPC de enero se ubican en promedio en 0,4%, aunque algunos economistas no descartan que sea de 0,5%. Si bien es un IPC alto, éste sería aún mayor si es que la gasolina estuviera incrementando sus precios. De acuerdo a Hermann, “la incidencia del grupo combustibles en el IPC debería rondar en una décima menos tanto para  enero y febrero, respectivamente, dada la baja generalizada del precio de los combustibles internacional”. Mismo impacto espera Alarcón que tenga en el IPC de enero. 

Ahora bien, como contrapartida, un efecto que todavía no está internalizado del todo por parte de los economistas es el alza en el valor de las cajetillas de cigarrillo que comenzaron a regir a partir del 12 de enero. Martina Ogaz, de Euroamerica, acota que la incidencia podría ser de media  décima en el IPC de enero. “Nuestra proyección apunta a un rango entre 0,4% y 0,5%, aunque claramente esto agrega otro riesgo alcista para el mes”, señala. De acuerdo a cálculos del economista de Banchile, Nathan Pincheira, los cigarros subirán 8% en promedio, por lo que la incidencia es de 0,05% en el mes”. 

Desde la perspectiva regional,  en enero la bencina de 93 octanos se ubica bajo los $700  promedio en todas las regiones del país, a excepción de Coyhaique. Mientras que en 12 regiones del país la bencina de 95 octanos está en promedio bajo los $750, y la de 97 octanos se ubica bajo los $800 promedio en todo Chile.

Archivos relacionados