Economía & Dinero

Aldo Lema: "Con este registro del primer trimestre se recortan los escenarios más adversos"

Carlos Alonso 19/05/2016

El economista Asociado del Grupo Security, Aldo Lema, señaló que si bien  la expansión del Producto Interno Bruto (PIB) de 2% en el   primer trimestre no permite cambiar las expectativas para el año en su conjunto, sí acota los escenarios más negativos que establecían un nivel de crecimiento menor a 1,5%.  

Asimismo, mencionó que para el próximo año el PIB puede avanzar hacia su potencial, que hoy ubica en torno a 3%. 

Con el crecimiento de 2%  que registró el primer trimestre de 2016, ubicándose por sobre el 1,8% proyectado por  los Imacec, ¿puede cambiar la perspectiva para el año?
No cambia mayormente. El crecimiento sigue perfilado hacia una cifra cercana a  2%, como los años anteriores. Quizás con este registro se recortan los escenarios más adversos  y ahora el piso del rango es más alto. Por ejemplo, el Banco Central en el Informe de Política Monetaria (IPoM) de junio puede acotarlo a 1,5%-2,25%. Esto ocurre también porque el entorno externo tendió a estabilizarse en los últimos meses.

En es sentido, ¿con este crecimiento de  2% del 1T cuál es la perspectiva para los próximos trimestres?
En términos interanuales, el crecimiento podría seguir en torno a esa cifra, es decir, bastante plano. Así como no se justificaba hablar de estancamiento, tampoco este mejor resultado del trimestre da para ser más optimista. Chile tocó fondo, pero no veremos una gran reactivación. De hecho, ya este segundo trimestre se ve un deterioro en el margen. Por ello,  de lo que podríamos  comenzar a hablar es de una “mesetización” cercana al 2%.

Con todo esto, ¿cómo queda la perspectiva de PIB para el próximo año?
El 2017 debería ser un año de crecimiento más cercano al potencial, que estimo sigue en torno a 3%. Por ahora se proyecta algo por debajo de esa cifra, pero todo dependerá del entorno externo y del manejo fiscal pre electoral.

En cuanto al consumo, ¿cuáles son sus perspectivas considerando el deterioro del empleo y de la masa salarial?
El consumo y también la masa salarial dependen de las perspectivas para el PIB. Son endógenos al crecimiento, actual y esperado. Por lo tanto, es improbable que se alejen mucho del 2% del PIB.

La inversión creció 1,2% en el primer trimestre. Con este resultado,  ¿se pueden tener mayor certeza de que este año no será negativa?
El crecimiento de 1,2% en el primer trimestre no altera la perspectiva de una inversión cuasi estancada este año. 

¿Y eso por qué, si acá hay un repunte respecto del último trimestre del año pasado, cuando terminó con una caída de 1,3%?
Porque los elementos puntuales, como la expansión de la construcción y las importaciones de transporte, comenzarán a perder impulso el resto del año. De esta manera, la inversión no retomará un mayor dinamismo mientras no se reacelere el PIB y disminuya la capacidad ociosa. También puede ser necesario contar con  mejores expectativas actuales y sobre el crecimiento potencial.

En relación a la trayectoria a la Tasa de Política Monetaria (TPM), hoy en 3,5%, ¿puede cambiar en algo la visión del Banco Central para los próximos movimientos ?
No. Los factores fundamentales apuntan a un sesgo neutral. Si bien la actividad evolucionó algo mejor a lo esperado por el Banco Central, el mercado laboral reveló más holguras y la inflación siguió moderándose. El escenario más probable sigue siendo de una pausa prolongada de la tasa en 3,5%. Que el Banco Central mantenga la ventana algo abierta hacia un alza, es más una opción gratis que un evento muy probable.