Conneted Business

Rodrigo Ramírez, sobre IoT: “Se podría separar el espectro para un uso exclusivo o compartido”

Daniel Fajardo 30/03/2017

Entrevista con Subsecretario de Telecomunicaciones

La Subsecretaría de Telecomunicaciones (Subtel) es la institución encargada de coordinar, promover, fomentar y desarrollar las telecomunicaciones en Chile. Por eso, la Internet de las Cosas o Internet of Things (IoT) le compete muy de cerca, al definir el marco regulatorio de su implementación y operación, la asignación de banda de espectro para su funcionamiento, además de la supervisión, fiscalización y fomento de su despliegue en Chile.

Según Rodrigo Ramírez, subsecretario de telecomunicaciones, “esto implica poner sobre la mesa una nueva generación de concesiones, de un marco regulatorio convergente, de involucrar espectro con innovación, desarrollo y fomento de las telecomunicaciones y la apertura de nuevos actores en la industria digital”, explica Ramírez.

Incluso, esta cartera tiene actualmente la presidencia de Regulatel, que agrupa a los entes reguladores de América Latina, desde donde apuestan “a generar condiciones que permitan propiciar que Latinoamérica tenga una sola voz a nivel regulatorio”, agrega el subsecretario.

La IoT también involucra dispositivos o receptores que no necesariamente pasan por las redes móviles. ¿Esto es un aspecto a regular también por Subtel?

-Efectivamente, el espectro radioeléctrico es competencia de Subtel, pues estamos hablando de un bien nacional de uso público y su óptima administración es responsabilidad de la institución.

¿Pero deberían crear una normativa para IoT entonces?

-Adicionalmente, Subtel debe garantizar el adecuado uso de este bien, procurando evitar interferencias y usos inadecuados en virtud de la normativa vigente. Es por esta razón que – en la eventualidad de ser necesario – Subtel también sería responsable de definir una normativa de homologación de dispositivos y fiscalización activa para la operación de esta tecnología.

¿Qué tipos de cambios regulatorios se podrían hacer para desarrollar más aún el IoT en Chile?

-Se podría separar el espectro para un uso exclusivo o compartido en virtud del tipo de aplicación de IoT. Es decir, asignar bloques de bandas específicas para el despliegue de redes IoT, las cuales – en medida que la tecnología lo permitiese – sean de uso compartido; por ejemplo, en zonas rurales. Esto se hace de forma de evitar dar posición dominante a agentes específicos para que monopolicen esta tecnología. Además, se podría garantizar una plataforma habilitante idónea para la innovación en IoT. Por ejemplo, en la agricultura o en otras industrias como la minería.

¿De qué forma Subtel está trabajando en el tema de IoT con los regulados, o bien, con otras entidades y/o empresas en general?

-Subtel ha orientado sus esfuerzos hacia proveer un ambiente propicio para el desarrollo tecnológico, permitiendo el uso de bandas compartidas vía Resolución N 755 a operadores para el testeo de sus servicios IoT. También, como Estado miembro de la OECD, participamos activamente en la elaboración de políticas y estándares mundiales para la proliferación de tecnologías como el IoT. Como regulador estamos abiertos y atentos a nuevas innovaciones e implementaciones desarrolladas a nivel regional y mundial.

¿La recién creada Unidad de Innovación y Desarrollo para las Telecomunicaciones verá este tipo de temas?

-Estará encargada de analizar y viabilizar el desarrollo de esta y otras tecnologías a futuro. En particular, una de sus funciones declarada es impulsar la creación de iniciativas pilotos y prototipos. Por lo cual esperamos que esta área esté encargada de promover pruebas de esta tecnología vía implementaciones de pequeñas startups y empresas. Adicionalmente, esperamos que esta unidad tenga un rol activo en cuanto a la propuesta de futuras modificaciones normativas que faciliten la proliferación de aplicaciones e innovación en IoT.

¿Se han acercado los actores del sector privado a Subtel para ver de qué forma abordar un mayor desarrollo de la IoT?

-Subtel siempre ha tenido una actitud inclusiva y participativa con todos los actores del sector. Constantemente se establecen mesas de trabajo y se participa en instancias de diálogo transversal para redefinir las líneas de desarrollo en materia de telecomunicaciones. De esta forma hemos compartido con desarrolladores, vendors, operadores y empresas consultoras nacionales e internacionales del área.

¿Cuál es la importancia de la seguridad y protección de datos bajo la tecnología IoT y de qué forma el Gobierno se hace cargo de eso?

-El Estado de Chile ha declarado su intención de resguardar la seguridad y privacidad de los datos privados de todos sus habitantes. En particular se puede ver el nivel de prioridad que tiene para la actual Administración, como ha sido dispuesto en el recién firmado Proyecto de Ley, que modifica la Ley N 19.628, incorporando un marco de resguardo de esta información privada en medios digitales. La seguridad y protección de datos no sólo se entiende como importante para la tecnología IoT, sino también de toda implementación actual y futura en la cual circule información íntima de las personas, y que de alguna forma vulnere sus derechos ciudadanos.