Conneted Business

Dispositivos conectados serán clave para que el Internet de las Cosas ayude a los negocios

Paula Núñez 23/02/2017

Las compañías y los inversionistas ya tiene absoluta claridad de la importancia de desarrollar cada vez más esta tecnología.

EL 99% de las máquinas en el mundo no están conectadas a internet, según un estudio de Cisco. De acuerdo a lo que plantea esta firma tecnológica, el potencial de expansión del Internet de las Cosas (IoT) es enorme y podría tener un impacto directo en los ingresos de las compañías. Gartner, por su parte, proyecta que en 2020 habrá en el mundo aproximadamente 26 mil millones de dispositivos con un sistema de adaptación al IoT, escenario que se ha potenciado en los últimos años con la penetración del mundo móvil, que logró cambiar los hábitos de consumo.

La idea detrás de IoT establece que si los objetos como libros, refrigeradores, botiquines y vehículos estuvieran conectados, no habría problemas de stock porque, por ejemplo, el botiquín le mandaría información a la farmacia, contando que se está por acabar un medicamento, y ésta, la despacharía a la casa de la persona. Del mismo modo, no se extraviarían, porque al contar con GPS, cualquier dispositivo inteligente podría rastrear al objeto.

Por eso, la promesa es que el IoT produzca una verdadera revolución para el mundo de los negocios. Poder saber minuto a minuto la temperatura, la humedad y otras variables ambientales en un cultivo determinado parece algo soñado para un agricultor, permitiéndole tomar acciones concretas y leer el mundo de otra manera, más rápido y con exactitud.

El tráfico, el clima, nuestros electrodomésticos, la producción y las mismas personas generando información minuto a minuto es algo que nos presenta nuevos desafíos. “Presenciamos una transformación en la industria, alimentada por una miríada de desarrollos mundiales que incluyen la expansión continua de la conectividad a internet, una alta adopción de dispositivos móviles y una explosión de iniciativas de innovación”, señala Chris Pearson, presidente de 5G Americas.

Respecto a su implementación, Vicente Millán, gerente de desarrollo de negocios de Intel Chile explica: “el IoT es un concepto relativamente nuevo. Actualmente se ha hecho popular y el crecimiento de estos dispositivos es relevante. Vemos que las condiciones en el mercados hoy son óptimas para su despegue”. El ejecutivo agrega además que las compañías tienen mucho que ganar con su implementación. “Se trata de una verdadera revolución. Es un hecho que las empresas lo van a incorporar y quienes lo eviten o digan que no, se someten a el riesgo de perder espacio frente a compañías que apuestan por la innovación e incluso desaparecer. El internet de las cosas es una tendencia que llegó para quedarse”, enfatiza Millán. Él señala que en rubros industriales, el futuro pasa por una conectividad en tiempo real, que permita acelerar la penetración de dispositivos con esta tecnología.

Otro de los campos de aplicación son las ciudades inteligentes. Lugares como Barcelona o Ámsterdam han conseguido potenciar el vínculo con la ciudadanía a través de plataformas basadas en este tipo de tecnologías con las que pueden medir, por ejemplo, temperatura, niveles de polen en el aire, saber dónde y cuántos estacionamientos hay libres y tomar decisiones en tiempo real acerca del tráfico.