Yasna Provoste

Actualidad & Política

Yasna Provoste: “La mirada de mayor vanguardia al interior de la DC es más masiva de lo que a muchos les gustaría”

H. López y J. Abusleme 10/12/2017

La vocera del comando de Alejandro Guillier cree que la DC debe mantener el entendimiento con la izquierda y apuesta por empujar a la colectividad a un “compromiso protagónico” si es que el senador por Antofagasta logra superar a Sebastián Piñera y “al empresariado que lo respalda”.

Yasna Provoste está empoderada. Su salto al Senado y los resultados electorales de su partido dan cuenta, desde su perspectiva, de que el ala progresista de la DC ha tomado más espacio del que algunos democratacristianos desearían. Con esa convicción, no dudó en entrar a trabajar a la primera línea del comando de Alejandro Guillier. La senadora electa apuesta por un triunfo ajustado el domingo 17, reafirma las diferencias programáticas con Sebastián Piñera -por ejemplo, en la gratuidad en educación que se vota esta semana en el Senado- y cree que en un eventual gobierno de la centroizquierda su partido tiene que tomar un “compromiso protagónico” en esa gestión. Si bien no aclara si competirá o no por la presidencia de su partido, asegura que todos sus camaradas están llamados a trabajar por el triunfo de Guillier.

El 19 de noviembre empezó una campaña distinta. Piñera integró a Felipe Kast y Manuel José Ossandón, cambió su postura sobre gratuidad y cuestionó -para luego dar un paso atrás- el proceso electoral. ¿Cómo lee desde su rol en el comando de Guillier estos cambios?

-Esta es una campaña distinta. Nuestro candidato Alejandro Guillier también hizo cambios importantes en su comando y lo que ha quedado claro tras los resultados del 19 de noviembre es que la mayoría del país quiere que existan mayores oportunidades, que exista una cancha de oportunidades de progreso más nivelada. Eso no lo garantiza la derecha piñerista y menos los actuales empresarios que corrieron desesperados al Tribunal Constitucional para detener un proyecto de ley que crea nuevas atribuciones y funciones en el Sernac. Seguimos con la tendencia de quienes respaldan la candidatura del candidato Piñera de no querer ser fiscalizados y que siga reinando el mercado donde algunas empresas no tienen reglas ni obligaciones con los ciudadanos.

En la Nueva Mayoría han reiterado el discurso de que Piñera significa un “retroceso”. En términos concretos, ¿qué parte del programa o en qué medida el candidato de Chile Vamos representa un retroceso?

-La derecha cree que la educación debe pagarse en el mercado y esa visión elitista nosotros no la compartimos. Queremos una educación y una salud de calidad para la mayoría. Eso requiere mayor inversión pública y por eso hemos respaldado la reforma tributaria el año 2014 que gradualmente ha aumentado la recaudación fiscal. Eso no sólo lo han dicho quienes han estado a cargo de esta iniciativa, sino también la delegación del Banco Mundial que vino a evaluar los alcances de la reforma tributaria, y que han señalado que esta reforma la ha pagado mayoritariamente el 1% más rico de este país. Se marcó un contraste con la campaña del terror de quienes representan la candidatura de Sebastián Piñera, que insistían en que esta iba a ser una reforma que la iba a tener que pagar la clase media.

El senador Jaime Quintana dijo en entrevista con PULSO que la votación en la primera vuelta fue un espaldarazo a las reformas de la Presidenta Bachelet y en contrapartida, un rechazo a los matices, ¿usted comparte esa lectura?

-Los resultados de esta elección demuestran que la gran mayoría de los chilenos busca seguir en este camino de garantizar derechos, que ha sido la base de las reformas que ha impulsado el gobierno de la Presidenta Bachelet. Los resultados también respaldaron a aquellas candidaturas que representaban un trabajo territorial mucho más cercano, de mayor unidad, pero sobre todo de mayor vanguardia en lo que la ciudadanía espera.

¿Y un potencial triunfo de Guillier es un triunfo de la Presidenta y de sus reformas?

– Es un triunfo de todo el mundo progresista y es también un importante reconocimiento a la labor que ha liderado la Presidenta Bachelet, no cabe ninguna duda. Son sus reformas las que hoy día nos permiten enfrentar una sociedad distinta. Ella se la ha jugado, por ejemplo, por romper el monopolio en materia energética y hoy tenemos una matriz energética muy diversificada en donde las energías renovables no convencionales han ocupado un lugar tan importante.

¿Que le parece que finalmente Carolina Goic decidiera apoyar explícitamente a Guillier?

-Nos parece fantástico. Nos parece que con el apoyo de Carolina, junto a otros apoyos que han surgido estos días a favor de nuestro candidato, como la alcaldesa de Antofagasta, como varios dirigentes del Frente Amplio, ahora de Carolina, se va configurando una mayoría en favor del mundo progresista, de conquistar más derechos sociales este 17 de diciembre.

¿Proyecta que la DC tenga un rol relevante en un eventual gobierno de Guillier?

-Eso será parte de una deliberación colectiva en la próxima Junta Nacional. Nosotros creemos que la DC debe seguir comprometida con ser constructores de un mejor futuro para las clases medias, para las familias más vulnerables y por lo tanto debemos apostar a que la DC asuma un compromiso protagónico en lo que debiera ser la gestión gubernamental del gobierno de Alejandro Guillier tanto en el Parlamento como parte de la gobernabilidad de la centroizquierda.

¿Es partidaria de que la Nueva Mayoría se mantenga?

-Yo soy partidaria de que la continuidad de la unidad de la centroizquierda permita no sólo dar gobernabilidad, sino avanzar en un proyecto de sociedad conjunta en la cual siempre pongamos en el centro a las personas.

Una de las críticas a la centroizquierda es la supuesta influencia excesiva del PC en la campaña. ¿Usted profundizaría los lazos con los comunistas?

-No niego la participación de aquellos que, a partir de un pacto de gobernabilidad de la centroizquierda, podamos hacer realidad cada uno de los anhelos que están planteados en el programa de Guillier y que sintonizan con los anhelos de la ciudadanía.

¿Cómo se entiende que la discusión de la reforma al capítulo XV de la Constitución se haya trabado por la abstención de dos diputados DC, uno de ellos miembro del comando?

-La Convención Constitucional es muy importante. El propio candidato solicitó que se le pusiera discusión inmediata. Lo que sucedió es que no hubo espacio para conocer las indicaciones que presentaron algunos parlamentarios, pero el resultado nos permite abrir un espacio de diálogo durante esta semana para que podamos ya la próxima volver a insistir.

La semana pasada la comisión de Educación del Senado votó la gratuidad en educación superior. Algunos senadores plantearon que es una gratuidad “en la medida de lo posible” e incluso ironizaron con que la gratuidad total llegará en 2088. ¿Qué le parecen estas afirmaciones?

-Los votos estuvieron por parte de los parlamentarios de la Nueva Mayoría en el Senado y nosotros esperamos que en la sala veamos quienes tienen la voluntad de avanzar en la gratuidad en la educación superior y quienes más bien han hecho de esto un discurso pensando que pueden ganar algunos votos. Nosotros no nos olvidamos en que fue la derecha que respalda a Piñera los que concurrieron al Tribunal Constitucional para intentar revertir esta medida.

Tras su triunfo en la elección, muchos la daban como una carta segura para liderar a su partido. Esa opción, sin embargo, al parecer se ha diluido. ¿Sigue disponible para presidir la DC en este período de crisis?

-Yo creo que hoy día es no es una pregunta que nosotros nos hagamos. Una no puede dar esa respuesta de forma individual, porque precisamente una de las dificultades que creo yo ha impactado en los malos resultados tiene que ver con los proyectos más individuales.

¿Su sector en la DC debería asumir un mayor liderazgo interno tras el buen resultado electoral?

– La mirada de mayor vanguardia al interior de la DC es más masiva de lo que a muchos les gustaría. Los candidatos que asumieron un compromiso más claro con las reformas claramente se han reconectado con sus comunidades y eso ha tenido un impacto en los resultados electorales.