Cuba Irma

Turismo cae 50% en Cuba tras el paso del huracán Irma

EFE 26/09/2017

El impacto del huracán Irma sobre Cuba entre el 8 y el 10 de septiembre provocó una disminución del 50% en la llegada de turistas a la isla este mes, por lo que se aceleran las tareas de recuperación del sector con el objetivo de operar con normalidad en noviembre, fecha en que comienza la temporada alta.

El ministro cubano de Turismo, Manuel Marrero, facilitó estas cifras durante un encuentro con 160 operadores turoperadores en el que insistió en que “todas las instalaciones del turismo cubano estarán operativas para la temporada alta”, publica hoy el diario estatal Granma.

Marrero indicó que hasta el viernes pasado Cuba recibió 3,6 millones de turistas frente a los alrededor de 3 millones contabilizados en la misma fecha del año pasado.

El compromiso de las autoridades cubanas con los operadores del sector “no se limita solo a recuperar las afectaciones del huracán, sino a que todo quedará mejor que antes y que tendremos como resultado final un producto turístico más actualizado y con una mayor calidad”, sostuvo el ministro.

Los suministros de electricidad, agua y las comunicaciones ya están restablecidas “en el cien por cien de los polos turísticos” de la isla, incluidos los cayos Santa María, Coco y Guillermo, que fueron los más dañados por el paso de Irma, cuyo centro tocó tierra en esa zona con categoría 5 en la noche del 8 de septiembre.

El titular de Turismo explicó que los principales destrozos fueron la pérdida de cubiertas ligeras, falsos techos, rotura de cristales y en las áreas verdes.

“No hay ningún hotel que se haya derrumbado, o un edificio en donde haya colapsado una estructura de hormigón”, aseguró

De los 18 hoteles situados en Cayo Coco y Cayo Guillermo, 14 estarán “totalmente recuperados” para el 1 de noviembre y los cuatro restantes, para el día 15; en el caso de Cayo Santa María, la planta hotelera estará operativa el 15 de noviembre, dijo.

Sobre el estado de las playas en la cayería norte, el ministro comentó que “han mejorado considerablemente sus condiciones después del paso del huracán”, que dejó “mucha más arena y mejores dunas”.

También se trabaja en la reparación de los dos “pedraplenes” que unen los cayos de la costa norte con tierra firme.

Respecto a los aeropuertos de la zona, señaló que el aeropuerto nacional de Cayo Las Brujas estará listo el 15 de octubre, en tanto la terminal internacional del aeropuerto de Santa Clara reanudó ayer lunes sus operaciones.

En cuanto a La Habana y el principal balneario de la isla, Varadero, ambos también golpeados por el ciclón, insistió en que sufrieron daños “mucho menores”.

Con todo Cuba espera alcanzar este año el récord de 4,7 millones de visitantes, tras superar en 2016 la marca de 4,5 millones.