Piñera

Actualidad & Política

Piñera pide a Chile Vamos enfrentar arremetida de la agenda legislativa del Gobierno

Juan Manuel Ojeda 25/07/2017

El ex mandatario convocó a los partidos a no ceder ante lo que calificaron como proyectos de ley “con fines electorales”. Lo que pretenden evitar es un posible daño a la candidatura frente a las futuras iniciativas legales que ingresarán al Congreso

En la reunión que tienen todos los lunes los presidentes y secretarios generales de tres de los cuatro partidos de Chile Vamos -la única colectividad que aún no hace ingreso oficial a la candidatura es Evópoli-el candidato presidencial de la coalición, Sebastián Piñera, abordó la preocupación que existe en el sector por la agenda legislativa que está impulsando el Gobierno.

Esto debido a la presión que tiene el Ejecutivo por ingresar al Congreso los últimos proyectos de ley que ha comprometido. En la reunión, Chile Vamos calificó dichas iniciativas como “una agenda electoralista” ya que, según comentaron, la Presidenta Michelle Bachelet “claramente está usando estos proyectos como un instrumento electoral”.

La presidenta del PRI, Alejandra Bravo, calificó como irresponsable los proyectos de ley que el Ejecutivo pretende impulsar en estos meses que le quedan antes del cambio de mando en marzo de 2018. Bravo afirmó que “más que una agenda legislativa es un agenda populista electoralista” y descarta que alguno de esos proyectos pueda tener un avance relevante por la premura con la que serán redactados. “El Gobierno va a caer en lo que ha hecho siempre, una improvisación y una redacción ideológicamente antojadiza”, concluyó la timonel.

En la reunión el ex Presidente habría pedido a los partidos que colaboren en dejar en claro que la agenda del último tiempo de Bachelet “no es legislativa de verdad” y sólo tiene como objetivo funcionar de herramienta electoral. Ayer también se conversó que la estrategia que debe seguir la coalición es contraponer estas propuestas del Ejecutivo con una agenda propia con las ideas y proyectos que tiene Chile Vamos.

La preocupación estaría puesta en que los proyectos que quedan por ingresar como la nueva Constitución, matrimonio igualitario, reforma a las pensiones, fin al CAE puedan dañar la candidatura y el posicionamiento logrado por Piñera. Un ejemplo de esto fue lo que ocurrió la semana pasada con la tramitación del proyecto de aborto, en que todos los partidos oficialistas aprovecharon de apuntar a Chile Vamos y a Piñera. Incluso Bachelet trató de posicionar el tema contra el ex mandatario al afirmar que “el 80% está a favor de la despenalización, pero la oposición votó en contra”.

Giras

Otro de los temas que hablaron ayer fue el inicio de las giras presidenciales de Piñera que partirán, de forma tentativa hasta ahora, la semana del 21 de agosto. Estas giras tendrán tres objetivos principales. El primero será tener encuentros con todos los dirigentes regionales de Chile Vamos. El segundo es contar con una alta aparición en medios de comunicación y finalmente, organizar un acto masivo importante en cada región visitada.

La gira tendrá una fuerte presencia en la Región Metropolitana (RM). Esto por la gran cantidad de votantes que concentra la región. Pero también porque fue acá donde Piñera logró su peor desempeño electoral. En las primarias Piñera obtuvo más del 60% de los votos en todas las regiones del país excepto en la RM.

Partidos fijan plazo para cerrar lista

Las cuatro colectividades de Chile Vamos acordaron que esta semana sería clave para cerrar los distritos, cupos y candidatos que traban la negociación parlamentaria. El objetivo es que la lista se zanje antes de que termine la primera semana de agosto. Esto debido a que los partidos aún no logran llegar a acuerdo para conseguir la lista única. Ayer el abanderado presidencial de la coalición, Sebastián Piñera,  comentó con los timoneles y secretarios generales de los partidos la importancia de que lleguen a un acuerdo prontamente. Si bien Piñera se ha restado de intervenir de manera directa, sí ha transmitido la importancia de ser mayoría en el próximo Congreso.