Junta DC

Actualidad & Política

Parlamentarios descartan separación pactada de la DC

PULSO 10/11/2017

Militantes de la Democracia Cristiana reaccionaron a la propuesta de Jorge Cash de dividir el partido.

Una mala aceptación tuvo la propuesta del fundador de la G-35 y ex presidente de las Juventudes de la Democracia Cristiana, Jorge Cash.

El militante DC propuso en entrevista con PULSO que el partido debe enfrentar un proceso de “separación pactada” entre un sector más conservador y otro más liberal”.

Incluso, propuso los nombres de Ignacio Walker y Gutenberg Martínez por un lado, y de Yasna Provoste y Víctor Torres por otro, como los llamados a encabezar ese proceso.

El mismo Torres abordó el tema, pero evitó manifestarse a favor o en contra de la tesis planteada por Cash.

“Mi opinión es que lo que tenemos que pensar ahora es en trabajar en las elecciones y después de eso llegará el momento de ver qué pasa con la DC”, dijo el diputado democratacristiano.

En el mundo parlamentario de la Democracia Cristiana reconocen que las diferencias han quedado demasiado expuestas en el actual proceso electoral y que podrían agudizarse todavía más en la noche del 19 de noviembre, pero entienden que todavía se está muy lejos de llegar a un proceso de separación del partido.

En esa línea, diputados como Fuad Chahín y Gabriel Silber manifestaron su rechazo a la iniciativa.

El diputado “colorín”, que ha asumido públicamente la existencia de “dos almas” en la DC, cree que no hay que perder el foco. “Probablemente hay quienes están de acuerdo con esa tesis, pero creo que finalmente va a primar la cordura. Las diferencias que existen en el partido deben tomarse como un valor y lo importante es ser capaces de saber procesar institucionalmente las diferencias, aseguró.

Mismo análisis hizo Gabriel Silber. “Tenemos que convertir nuestra diversidad cultural en una oportunidad, ser un partido de centroizquierda genera el efecto político de que siempre vamos a vivir en esta tensión, de ser tentados o arrastrados hacia un sector o hacia el otro”, dijo el parlamentario.

El subjefe de bancada falangista reconoció que hay “cierta miopía y algunos agoreros en este caso, de uno u otro bando, buscando la génesis del fraccionamiento interno”, pero advirtió que las diferencias que se han manifestado en el partido no deben verse como “el talón de Aquiles que genere una división que haga inconciliable la convivencia interna”.