Juan Andres Lagos

Actualidad & Política

Juan Andrés Lagos (PC): “La nostalgia por la Concertación no le hace bien a nadie, ni siquiera a los que vienen de la Concertación”

Gladys Piérola 10/11/2017

Asegura que pese a las tensiones entre el PC y la DC, sí hay espacio para converger y gobernar juntos. En relación al comando de segunda vuelta, señala que “no hay espacios ni tiempo” para “iluminados” que quieran partir de cero.

Para Juan Andrés Lagos (PC), el jefe de comunicaciones de Alejandro Guillier, la hoja de ruta a casi una semana de las elecciones está clara: tratar de mantener bajo control la tensión con los otros candidatos de la centroizquierda, aunque a ratos parazca imposible. Por ello, asegura que la convergencia funcionará con la DC, el PRO y el Frente Amplio, aunque requerirá un esfuerzo doble y de todos, entre ellos, de los ex mandatarios, aunque hubiese preferido un gesto antes. “Soy de los que ha planteado que el ex Presidente Ricardo Lagos se debiera haber pronunciado mucho antes, no ahora. Habría ayudado”, asegura.

¿Cómo ve el proceso de convergencia con los candidatos de la centroizquierda, cuando Carolina Goic y Marco Enríquez Ominami han endurecido las críticas hacia Guillier? La senadora ha acusado al PC de capturar su campaña.

-Tipo Guerra Fría. Pero la verdad es que el PC está trabajando fuertemente con la DC, lo puedo decir, en las comunas de Recoleta, La Pintana, La Granja; en la CUT, en la ANEF y en el mundo estudiantil. Es decir, con los amigos democratacristianos nos estamos encontrando en todas partes. Tenemos candidaturas presidenciales distintas, pero somos partidos que tienen historia y que tienen arquitectura. Nos respetamos y hemos hecho mucho trabajo en conjunto. Trabajo social, político y democrático. Nosotros, antes de que la Presidenta Bachelet fuera candidata, iniciamos un proceso de diálogo con ellos y estuvo Ximena Rincón, Víctor Maldonado, Eugenio Ortega, padre e hijo, Carmen Frei, Alberto Undurraga y fue un diálogo del que emanó un documento. Ese texto es grueso, porque hablamos de doctrina, hablamos de ética, de economía, de derechos sociales. Fue un texto que la DC tuvo el valor de entregárselo a todos sus militantes.

Y qué pasó en el camino, porque hoy Goic y un sector más duro de la DC dice que ni siquiera hay condiciones para hacer un gobierno con los comunistas…

-No sé qué pasó, pero sí sé que hay condiciones y que en la segunda vuelta vamos a converger, prácticamente no tengo dudas de eso. Cuando partimos el intercambio con la DC, viendo esos posibles escenarios políticos, hubo un texto redactado por ellos, incluido el senador Andrés Zaldívar y ese texto es público. Si se mira a lo menos de los 15 puntos, 14 entran perfectamente en un programa de gobierno como el que está planteando Alejandro Guillier. Y pasa lo mismo con el PRO, nosotros hicimos un ejercicio como PC, un documento público. Supongo que en el PRO, y no estoy hablando de ME-O, estoy hablando de los amigos y amigas del PRO, no van a renegar de ese texto que es un documento que además, ellos redactaron. Lo miramos y dijimos estamos de acuerdo.

¿Cómo se toman las acusaciones de ME-O en el tramo final de la elección?

-Estas prácticas que, no me atrevería a definir como políticas propiamente, más que enaltecer, rebajan. Distancia a la ciudadanía. Chile ha cambiado para bien, la gente de nuestro país ya no está con las “cuñitas”, con la audacia, con la interpelación que a todos los deja helados, porque francamente deja helado. Cuando un candidato presidencial le dice al otro ‘oye, tú poco menos que eres un narcotraficante’. Y si fuera cierto, claro que sería duro y ocurre que no es cierto. Fui jefe de campaña de Gladys Marín y de Jorge Arrate. Tuve una participación bastante intensa en segunda vuelta con Eduardo Frei Ruiz-Tagle y también participé en la campaña de la Presidenta Michelle Bachelet y a mí nunca me había tocado vivir ciertas prácticas, acotadas por suerte, pero tan “violentadoras” y un clima político electoral como éste que ha surgido.

En este escenario de división del progresismo, ¿con quiénes se sienten más cómodos sus votantes?¿Con un formato más cercano a la Concertación que defienden algunos como Sergio Bitar o una nueva versión más cercana al Frente Amplio?

-La nostalgia por la Concertación no le hace bien a nadie ni siquiera a los que vienen de la Concertación, porque por alguna razón desapareció. Lo que hoy existe es una correlación política y social que se llama Nueva Mayoría y que respaldó a la Presidenta Bachelet, y que debería sentirse tremendamente orgullosa del legado que va a dejar este Gobierno, sin que sea perfecto, pero que debería sentirse orgullosa. Por lo tanto, lo que queremos es de seguir en adelante, no restaurar, no mirar a Chile desde un espejo retrovisor, porque eso es peligroso. La ciudadanía en este país no es tonta y se mueve por causas nobles. El problema aquí no es la polarización. No juguemos a las caricaturas. El problema es que en educación se ha logrado avanzar, porque fueron millones los que instalaron esa demanda, no las elites fatigadas. Las elites se fatigaron hace rato y Alejandro no es de elite.

Esa elite fatigada que dice, ¿pueden ser los ex Presidentes Lagos o Frei que algunos sectores del “guillerismo” quieren convocar en segunda vuelta?

-No sé si ellos se quieren convocar. No sé, en el caso del ex Presidente Eduardo Frei, porque su partido tiene una candidatura presidencial. En el caso del ex Presidente Lagos ha dicho que no tiene candidatura, que “pasa” y está en su derecho. Le tengo un profundo respeto político al ex Presidente Lagos, pero habría sido necesaria su presencia en este proceso de primera vuelta, porque ésta construye la segunda y no al revés. Otro error muy jodido. Y los que apuntan al desembarco en segunda vuelta, lamento, por ejemplo, declaraciones como la del senador Felipe Harboe. Él tiene un gran prestigio y gran representación en su zona, pero que él diga que no se siente convocado me parece que es una política un poco desde arriba, que tenemos que hacer todo el esfuerzo para superar.

Hay concenso en su comando que el balotaje es una campaña nueva, pero ¿hay claridad cómo de cómo se reforzará? Varios piden nombres de “más peso” político.

-La campaña va ser muy corta, no quiero poner ahí jerarquías, porque son todos de la misma importancia. Ese es el gran desafío y es colectivo necesariamente. Aquí no tenemos espacio para iluminadas o iluminados que van a venir a resolver. El tema es que no tenemos ni el tiempo ni las características del proceso para eso. ¿Cómo vamos a partir de cero? Tenemos estructurado en todas la comunas comandos de campaña ¿Creen que eso fue automático? El valor que tiene lo que está haciendo Arturo Barrios y su equipo es esto y es lo que hay que fortalecer. Pero si alguien cree que hay que partir de cero para mi gusto se equivoca en el diagnóstico y puede ser un error garrafal.