Actualidad & Política

José Miguel Insulza: “Beatriz Sánchez se ha parecido mucho a las cosas que decimos y eso nos beneficia a nosotros y no a ella”

Gladys Piérola 19/06/2017

Según el “pánzer” para que la NM alcance un acuerdo necesita “generosidad” y eso más que un llamado de los candidatos depende de los timoneles. Pese a las críticas DC a Guillier, asegura que “no peleará” con ellos. “No vas a convencer a la gente en segunda vuelta o para gobernar juntos, si ya vienen peleados”, dice.

Con idas y vueltas a la región de Atacama está, por estos días, el ex agente ante La Haya, José Miguel Insulza. Tras su fallida apuesta presidencial por el Partido Socialista, el “pánzer” está a la espera de las negociaciones parlamentarias de la Nueva Mayoría para oficializar su carrera senatorial por la zona. Desde esta nueva etapa y apoyando la candidatura de Alejandro Guillier, el ex ministro del Interior analiza la difícil relación que vive hoy el bloque oficialista. Por ello, se suma al llamado de una lista común, con un programa único y ojalá, un sólo candidato presidencial, aunque reconoce que esto último lo ve casi imposible. “No voy a criticar algún personero y no voy a criticar a los presidentes de partidos. No es lo que conviene en este momento”, señala y asegura que si se lo piden, está disponible para ayudar a tender los puentes con la Democracia Cristiana, aunque esa primera tarea es de los presidentes de los partidos.

¿Cree que Guillier zanjó en las últimas semanas su dilema de ser “no político” y relacionarse con los partidos?

-Creo que sí. La proclamación fue un evento muy importante tanto por el tipo de mensaje que dio el candidato como por su presentación del programa. Además, en los últimos días ha mantenido el mismo tono y el llamado a la unidad, teniendo muy claro que nuestros adversarios no están entre nosotros mismos en la Nueva Mayoría. Eso es bueno. Ahora hasta qué punto su llamado será acogido por los partidos, espero que sea escuchado y le pongamos todo el empeño para buscar acuerdos.

En esa línea, el senador Guillier le pidió a los parlamentarios no cerrar la puerta a una lista única con la DC, pero los presidentes de partidos tienen una postura más dura y han hecho público su divorcio electoral.

-Es cierto que hay un divorcio electoral, que se produjo cuando hubo una decisión de no hacer primarias y de eso, todos somos responsables. Primero, el PS decidió no llevar candidato propio y que fue, a mi juicio, un gran error. Después el Presidente Ricardo Lagos decidió no postular, lo que no diré que fue un error, pero lo lamenté mucho y después la DC decidió llevar candidato propio y eso es ciertamente un divorcio electoral. Ahora, los divorcios sí se pueden arreglar, sobre todo hasta antes de firmar la sentencia y ésta no ha salido todavía. Todo lo que se pueda hacer para mejorar las cosas sería excelente y positivo.

¿Es éste tema en particular una prueba para el liderazgo de Guillier?

-Es importante recordar que Alejandro es independiente, lo cual lo beneficia mucho para ponerse por encima de los partidos. Pero, al mismo tiempo, lo limita para poder conducir negociaciones al interior de ellos. Él solamente puede llamar, puede criticar lo que le parece e incluso es conveniente que lo haga con miras a una eventual segunda vuelta, pero aquí la responsabilidad es de los presidentes de los partidos. Los partidos tienen que entender que lo que tenemos que hacer es llevar los mejores candidatos de todos y no seguir el juego de que me omito aquí, para que tú te omitas allá. Eso ya no funciona. Presentemos todos nuestros mejores candidatos, veamos quiénes ganan y hagamos un espacio para todos: DC, PS, PC, PPD, PR y las otras fuerzas.

Pero hoy con todas las tensiones conocidas, ¿cuál sería el puente real para lograr esa meta?

-Fue una mala semana, pero no tanto por los dimes y diretes, sino por el hecho que no hayamos aprobado la fecha de la elección directa de los gobernadores. Eso fue lo más negativo. Si no nos ponemos las pilas y no entendemos que tenemos que tratar de proyectar un rostro unido y de seriedad, pueden pasar dos cosas malas: una que perdamos la elección y la otra, que a lo mejor ganamos la segunda vuelta, pero llegamos completamente divididos al gobierno y eso no es bueno. Para eso hay que mostrar más generosidad y además, poner todas las cartas sobre las mesa. Bueno, yo espero que podamos llevar un solo candidato, una sola lista parlamentaria y un solo programa.

¿Esa generosidad depende de que Carolina Goic baje su candidatura?

-La generosidad va por sentarse hablar sin condiciones. Es decir, tenemos todas estas cosas comunes en el programa y tenemos posibilidad de llevar ésta lista parlamentaria, ¿no tendrá sentido que llevemos una sola candidatura?. Lo que Guillier dijo es ‘soy materia disponible’, pero el acuerdo tiene que empezar por otro lado necesariamente, por el lado de las parlamentarias y lo programático.

¿Y en esto, se puede avanzar luego de las críticas que recibió desde la DC, donde lo acusaron de “izquierdizar” su campaña?

-Estoy con los que han dicho, desde la DC y lo que ha dicho nuestro candidato, que ellos no son esos nuestros adversarios. Nuestros adversarios son los otros. Es Sebastián Piñera y la derecha. No estoy por levantar las cosas negativas que se han dicho.

Pero, ¿le molesta ese tipo de calificaciones?

-No presentaré molestia respecto de nada. No estoy dentro de los que se quieren pelear con la DC. Me parecería absurdo, como también me parece absurdo que la DC se quiera pelear con el resto de la Nueva Mayoría. Eso es negativo.

¿Eso es una mala estrategia?

-Eso no es una mala técnica, es una mala actitud, que no es lo mismo. No es un tema de conveniencia. El tema de las primarias rige en algunos países hace mucho tiempo y en esos países, en las primarias se tiran con todo y después llegan “tomaditos de las manos” a la final. Eso no es una costumbre en este país. Entonces no vas a convencer a la gente en una segunda vuelta o para gobernar juntos, si ya vienen peleados desde el período previo. Eso es lo peor que se puede hacer. Por lo tanto, no voy a criticar a la DC, no voy a criticar algún personero y no voy a crítica a los presidentes de partidos. No es lo que conviene en este momento.

En este contexto, ¿fue tarde el llamado a la unidad que realizó la Presidenta Bachelet en su última cuenta pública?

-Nunca es tarde. Ningún líder debería pretender influir desde el comienzo o un año antes llamar para decir cómo vamos con las listas parlamentarias. Todos sabemos por experiencia y, yo lo recuerdo muy bien, lo difícil que es poner de acuerdo a los partidos en fechas electorales. Pero el llamado de la Presidenta no fue en algo específico, sino llamó a ponerse de acuerdo en general, en el fondo reconstruir la coalición. Y las coaliciones se reconstruyen con buena disposición y con generosidad por ambos lados.

¿Ha leído las bases programáticas de Guillier?

-Me parecen bien interesante y ciertamente perfeccionables. Hay muchas cosas que se pueden arreglar como lo dijo, el principal coordinador del programa, Osvaldo Rosales.

¿Qué le faltó?

-No creo que sea un tema de agrandarles partes al programa y tampoco creo que sea asunto de agrandar mucho el comando, porque cada día van entrando personas y al final, todos los que no están en el comando se van a sentir dejado de lado. El tema más bien es perfeccionar lo que está. En materia de programa, lo que se requiere fundamentalmente es difundir mejor y trabajar sólidamente en el tema económico. Este país necesita crecimiento económico y aquello, por lo cual se nos pone en duda, es si somos capaces de dárselo o no. No nos están poniendo en duda si somos buenos demócratas. No nos están preguntando si la política social está bien, cosa por lo demás en la que estoy muy de acuerdo con Guillier y muy en desacuerdo con Piñera, lo que está en cuestión, es si esta coalición es capaz de optar por una vía para fortalecer el crecimiento del país, porque sin crecimiento no hay desarrollo ni mejor educación, ni mejor salud, ni mejores pensiones.

Y en el espacio de mostrar esas capacidades ¿cuánto daño le hace a la Nueva Mayoría no estar en la franja electoral de las primarias?

-Le hace mucho daño. Creo que una franja y unos debates en los que hubiese estado Ricardo Lagos, Alejandro Guillier, Carolina Goic y yo probablemente por el PS u otro. Eso sí que hubiese sido bueno y eso lo perdimos por errores nuestros.

¿En esto quién sale más dañado, Guillier o Goic?

-No hay ninguna fuerza que se haya jugado más por las primarias que nosotros, porque las necesitábamos. Todos tienen claro quién va ganar las primarias de Chile Vamos y del Frente Amplio. La gran duda habría sido quién ganaba las primarias de la NM y sobre todo las ideas que se iban a exponer, porque la gente que habría estado ahí, modestia aparte, habría sido gente con ideas muy claras sobre el país. Echo de menos, un debate concertado. Pero hoy entre Guillier y Goic no llenan eso, porque dijeron que van en caminos distintos.

Con la exposición de Beatriz Sánchez en esta instancia, ¿podría salir más afectado Guillier, al apuntar a un nicho electoral similar?

– Con la franja y en la actuación debates, no creo que ella esté arrasando en el apoyo que podría tener Alejandro Guillier. Por lo contrario, nunca ha sido bueno en una elección, el “yo haría lo mismo que él”. Hay un caso famoso del candidato que derrotó Harry Truman en EE.UU., que era tan parecido a él, que se llamó el candidato del “yo también”. Los “yo también” no sirven. Hay que tener ideas perfiladas y distintas. Beatriz Sánchez se ha parecido mucho a las cosas que decimos y eso nos beneficia a nosotros y no a ella.