Internacional

Rolf Alter, de la OCDE: “No creo que la gente piense necesariamente que hay que reescribir la constitución”

Francisca Guerrero 25/07/2017

Entrevista con Director de gobernanza de la OCDE.

Una muy positiva opinión presentó Rolf Alter, director de gobernanza de la OCDE, de la consulta ciudadana que hizo el gobierno para el proyecto de una nueva Constitución. Asegura que los resultados de esta etapa, que considera innovadora y revolucionaria, debieran guiar las políticas de Estado, ya sea a través de una nueva constitución o con reformas.

¿Cuál es la evaluación que hacen de esta etapa de participación ciudadana en relación a otras experiencias en la OCDE?

-Es muy raro que escuches de alguien de la OCDE que no hay mucho con qué comparar. Este es un proceso excepcional e innovador. Se requiere de un enfoque muy valiente para entender qué quieren los ciudadanos. Por eso, cuando se le preguntó a la OCDE si quería estar involucrado, dije que sí inmediatamente.

No es el proceso promedio de consulta para hablar de la Constitución, que es probablemente una de las preguntas más difíciles conceptualmente. Por eso, este proceso es una muy buena señal de nuestros tiempos.

Los ciudadanos no son muy activos políticamente, pero salieron, participaron y de pronto tienes un muy interesante set de resultados, que no son solo un asunto de un presidente, debiese ser un asunto de Estado. Por lo tanto, estuvo bien hecho, bien pensado, fue muy valiente, pero por supuesto, ahora se crearon muchas expectativas. La gente que estuvo envuelta ahora quiere ver qué va a pasar.

¿Cómo exactamente los ciudadanos podrían sentir que su participación fue influyente en la Constitución?

-Esa es la gran pregunta. Fue la presidenta personalmente la que estuvo envuelta en esto, no fue una iniciativa de unos ocho ministros. Pero, ¿cómo haces para que se cumplan las expectativas?, primero tienes que hablar al respecto y hay una cierta manera de presentar los resultados de manera que sean accesibles. También sería bueno que el gobierno diga “esto es lo que seleccionamos” y que haga esto muy activamente.

Lo que dijeron los ciudadanos fueron ideas muy específicas, como casas decentes o igualdad de género, no se trató de ideas extravagantes. Es un desafío que enfrentarán los gobiernos: “Tú me preguntaste, yo respondí y ahora quiero ver resultados”. Es una experiencia revolucionaria.

El candidato que lidera las encuestas, Sebastián Piñera, no respalda la reescritura de una nueva Constitución. ¿Peligra este proceso?

-Primero, trabajé con el gobierno anterior de Piñera pero no sé cuáles son sus planes actuales, por lo que no puedo hacer comentarios al respecto. Pero sí puedo decir que las expectativas de los chilenos sobre esta consulta fueron muy claras, si para eso se necesita un cambio de la Constitución, no lo sé. Pero sin lugar a dudas es un recordatorio de lo que Chile quiere.

¿La respuesta entonces podrían ser reformas en lugar de una nueva Constitución?

– Eso es lo que diría. Es el primer mensaje. Si corresponde o no un cambio constitucional, no es algo que tenga que decirle yo a los chilenos. La gente espera algo cuando se le pregunta su opinión, pero no creo que la gente piense necesariamente que se tenga que reescribir la Constitución.

Son sus abogados y constitucionalistas académicos pueden decir cuál es el camino. No es algo que me corresponda responder a mí

Nosotros estamos concentrados en el tema de gobierno abierto, lo que permite ciertamente mejorar el desempeño, pero también la confianza en el gobierno.