trump

Estadounidenses están a gusto con su economía, pero no tanto con Trump

Bloomberg 17/07/2017

A casi seis meses del inicio de la presidencia de Donald Trump, los estadounidenses son optimistas respecto a sus empleos, la fortaleza de la economía estadounidense y su propia suerte. Esto debería ser una buena noticia para el presidente, excepto por una cosa: la confianza del público en gran medida se da a pesar de Trump, no gracias a él.

La última Encuesta Nacional de Bloomberg muestra que el 58% de los estadounidenses creen que se están acercando a concretar sus aspiraciones profesionales y financieras, empatando el porcentaje más alto registrado en el sondeo desde que se formuló esta pregunta por primera vez en febrero de 2013.

La mayoría prevé que el mercado de valores estadounidense estará más alto a fin de este año, mientras que el 30% espera una corrección. Sin embargo, no necesariamente piensan que Trump merece reconocimiento por el alza de los mercados y la caída del desempleo.

Sólo el 40% de los estadounidenses aprueba el trabajo que está haciendo en la Casa Blanca y el 55% tiene de él una opinión desfavorable, 12 puntos más que en diciembre. El 61% dice que la nación ha tomado el camino equivocado, también 12 puntos más que en diciembre.

Trump obtuvo la mejor puntuación en el manejo de la economía, pero incluso ahí las noticias para él no son maravillosas. Menos de la mitad de los estadounidenses -el 46 por ciento- aprueba el desempeño de Trump en materia de economía; el 44% lo desaprueba. Obtiene calificaciones levemente mejores en la creación de empleo, ya que la aprueba el 47%.

“Si se eliminan los resultados del presidente de esta encuesta, se ve un país cada vez más contento con la economía”, dijo la encuestadora J. Ann Selzer, que supervisó el sondeo. “Cuando se menciona el nombre de Trump, las nubes se acumulan”.

En casi todos los indicadores de sus resultados, la encuesta muestra que la presidencia tumultuosa de Trump no le cae bien al público. Una mayoría del 56% dice ser más pesimista respecto a Trump debido a sus declaraciones y acciones desde las elecciones. Éste es un enorme cambio desde diciembre, cuando el 55% de los encuestados dijeron que sus declaraciones y acciones los hacían más optimistas.

El público se ha vuelto más escéptico respecto a que Trump cumplirá algunas de sus promesas de campaña más ambiciosas. Dos tercios no creen que logre construir un muro a lo largo de la frontera mexicana durante su primer mandato. Más de la mitad dice que no será capaz de reactivar la industria del carbón.

La mayoría -el 54%- cree que Trump logrará establecer acuerdos comerciales más beneficiosos para Estados Unidos, pero ese porcentaje es inferior al 66% de diciembre. Hay desacuerdo en cuanto a si podrá trasladar una cantidad considerable de empleos de nuevo a EE.UU. o reformar de manera significativa el código tributario.

Y a pesar de haber asegurado que él y los congresistas republicanos derogarán el Obamacare y lo reemplazarán por un “hermoso” proyecto nuevo de ley de salud, el 64 por ciento de los estadounidenses dice desaprobar su manejo de la cuestión. Esto es especialmente significativo porque la atención sanitaria superó al desempleo, el terrorismo y la inmigración como desafío más importante al que se enfrenta la nación en este momento, según los encuestados.

La encuesta telefónica a 1.001 adultos estadounidenses tiene un margen de error de más o menos 3,1 puntos porcentuales, más alto entre los subgrupos. La llevó a cabo Selzer & Co., con sede en Iowa, del 8 al 12 de julio.