Actualidad & Política

Decisión contrarreloj de la DC tiene en jaque futuro presidencial del bloque

C.Said y J. Abusleme 21/04/2017

Desde la falange aseguran que la decisión soberana será tomada por la Junta Nacional el 29 de abril. Mientras tanto, se espera que el PC oficialice su apoyo a Alejandro Guillier, acrecentando el respaldo al senador independiente en la Nueva Mayoría.

El 29 de abril. Por más que gran parte de los partidos de la Nueva Mayoría se impacienten y quieran resolver lo antes posible el tema presidencial del bloque, lo único que está realmente claro es que tendrán que esperar hasta ese día, en que la Democracia Cristiana realice su Junta Nacional y dirimirá de manera oficial si Carolina Goic participará en las primarias o si llegará directamente a primera vuelta, para tener certezas.

Durante las últimas semanas la directiva de la DC se ha visto enfrentada a fuertes presiones provenientes de los demás partidos del conglomerado e incluso de su misma colectividad, para que tomen determinaciones, pero por el momento dichos apremios han sido estériles. Goic ha intensificado su convicción de ir a primera vuelta y lo ha repetido en múltiples ocasiones durante la última semana. La decisión que ha tomado la timonel DC está lejos de aclarar el panorama pues tal como señaló ayer la vicepresidenta del partido Myriam Verdugo, “la decisión soberana será tomada por la Junta Nacional”.

Los conflictos al interior de la tienda falangista se han multiplicado desde el día en que el PS decidió respaldar a Alejandro Guillier, momento en que la senadora descartó la idea de ir a primarias.

Primero fue el grupo “disidente” de la DC, liderado por el ex timonel, Jorge Pizarro, quien cuestionó el planteamiento de Goic, pero con el correr de los días se fueron sumando voces más cercanas a la timonel. Una de ellas fue la del diputado Fuad Chahín, quien expresó que el camino de ir a primera vuelta puede tener costos en el ámbito parlamentario. En varios sectores del partido asumen que correr solos en la carrera presidencial no es compatible con participar de listas parlamentarias junto al resto de los partidos de la Nueva Mayoría y el escenario de hacer una lista propia podría significar una importante merma en la participación de la colectividad en el Congreso.

Pese a que las divisiones al interior del bloque oficialista son asumidas por sus propios integrantes, ayer se reunieron las directivas de la DC y del PS como una muestra de “unidad” para conversar temas programáticos. A simple vista podría parecer contraproducente trabajar en temas del programa, cuando es probable que no tengan un candidato presidencial coincidente, pero en el PS prefieren mantener las relaciones lo mejor posible ante un eventual triunfo de la opción de primarias en la Junta Nacional DC.

En el partido liderado por Álvaro Elizalde manejan antecedentes de que el comité DC está dividido y no descartan que la idea de Carolina Goic no sea respaldada en la instancia partidaria. De esta forma, lo que asumen en las huestes socialistas es que lo único que pueden hacer es mantener un diálogo amistoso hasta ese evento.

Horas antes de que Carolina Goic volviera a afirmar que “no hay condiciones para una primaria” en un matinal, la senadora recibió el respaldo del grupo Progresismo con Progreso, liderado por Mariana Aylwin.

La ex ministra dijo esta semana a Pulso que “la mayoría del electorado DC no se siente interpretado por Guillier y no va votar por él ni en la primera ni en la segunda vuelta. Y ayer, en radio Duna, reiteró sus dichos, asegurando que “si la DC no lleva candidato, va a votar por Piñera. La mayoría de nuestro electorado no va a votar por Guillier, va a votar por Piñera”.

Los dichos de la ex ministra no pasaron inadvertidos y fueron desestimados por distintos presoneros democratacristianos. Mientras, el vicepresidente de la colectividad, diputado Sergio Espejo, calificó sus frases como “un error”, el diputado Aldo Cornejo utilizó su cuenta de Twitter para asegurar “si Guillier es el candidato de la centro izquierda, los DC no votaremos ni facilitaremos el triunfo de la derecha”.

Desde el Gobierno también respondieron a los dichos de la hija del ex Presidente Patricio Aylwin. La vocera Paula Narváez indicó que “todos los dirigentes y presidentes de partidos de la Nueva Mayoría han señalado públicamente la vocación de permanecer en una alianza de centro izquierda, ese es el espíritu que ha primado”.

Donde parece no haber duda de que apoyarán al senaodr Alejandro Guillier, es en el Partido Comunista. Ya han existido conversaciones con el candidato y tienen claro lo que piensa. En sus más recientes declaraciones al respecto, el presidente de la colectividad, Guillermo Teillier, afirmó que Guillier es el candidato más competitivo. El Comité Central del PC se reunirá el sábado a zanjar el asunto y el domingo oficilalizarán dicha definición en el Teatro Caupolicán, donde también se darán a conocer los candidatos parlamentarios comunistas.

De concretarse el apoyo del PC a Alejandro Guillier, se sumarían al Partido Radical y al PS -el legislador participará hoy de la celebración de los 84 años del partido-, dejando al PPD como el único partido indefinido del conglomerado. Ese escenario no haría más que seguir reafirmando la idea de llevar a Carolina Goic a primera vuelta, confiando en que el tiempo que queda le permita ascender en las encuestas. Incluso, hay quienes plantean que si esa situación no ocurre la candidata podría bajar su candidatura antes de noviembre.

Mientras sigue captando apoyos, Guillier sigue manteniendo el mismo discurso frente a las primarias. En un inicio aseguró que si no se recurría a dicho mecanismo no participaría de las elecciones, pero los hechos más recientes lo obligarían a recular. En el Partido Radical ya conversaron con él para que dicha postura se flexibilizara y el senador independiente entendió que el contexto ha cambiado. De todos modos, la distancia que mantiene con Goic en las encuestas y el grueso respaldo que ha recibido en la NM hacen que la opción de ir a primera vuelta no sea necesariamente un revés y la idea de defender las primarias tiene más que ver con una muestra de consecuencia que con una necesidad real.

Por ahora, al igual que a todo el resto de la Nueva Mayoría, lo único que queda es esperar la definición de la DC el próximo 29 de abril. Antes de eso, todas las reuniones, llamados al diálogo y a la unidad, avances programáticos y recados cruzados no tendrán absolutamente ningún valor real más que hacer un poco menos tensa una espera que se ha hecho demasiado larga y que le ha traído a Carolina Goic más problemas de los que tenía previstos.