sename

Actualidad & Política

Corporación que dirige nueva directora del INDH ha recibido más de $117 mil millones del Sename

Juan Manuel Ojeda 18/01/2018

La institución a la que pertenece Consuelo Contreras es el organismo que más recursos recibe del Servicio Nacional de Menores. El ex director del instituto y diputados acusaron la existencia de un conflicto de interés y la falta de independencia.

“Corporación de Oportunidad y Acción Solidaria Opción”, ese es el nombre de la institución que fundó la nueva directora del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), Consuelo Contreras, y que coloquialmente es conocida como Corporación Opción.

La fundación corresponde a una de las casi 400 instituciones colaboradoras del Sename y de la cual Contreras es su representante legal -según los registros del Sename- desde 2008. Sin embargo, en la declaración de intereses que la actual directora del INDH presentó al instituto en agosto de 2013, declaró tener un vínculo con la corporación de 23 años.

Según la información del Sename, que está publicada en su página web, Corporación Opción recibe fondos de dicho servicio desde el 2003. Es recién en esa fecha que aparece el primer registro de dinero transferido a la corporación de Contreras por un monto de casi $2.000 millones. Esa vez fue la cuarta institución que más fondos recibió.

Desde 2003 hasta la fecha, la Corporación ha seguido colaborando con el Sename y la cantidad total de dinero recibido desde el Estado casi se ha quintuplicado. Desde 2008 es la institución que más recursos recibe del Sename como institución colaboradora, llegando, hasta junio de 2017, a más de $9.000 millones. De esta forma, en 15 años la Corporación Opción ha recibido más de $117.000 millones (ver tabla).

La relación de Contreras con el Sename fue alertada el mismo día que el consejo del INDH, por ocho votos contra dos, removió de su cargo al ex director, Branislav Marelic, y nombró en su reemplazo a la actual directora ejecutiva de la Corporación Opción.

El primero en reaccionar fue el diputado René Saffirio quien calificó la destitución de Marelic como “aberrante” y destacó que la consejera que asumió pertenecía a la corporación “que más dinero recibe del Estado por subvenciones Sename”.

Estos cambios generaron reacciones inmediatas debido a la opacidad en la forma en que se dio. Algunos parlamentarios, como el mismo Saffirio o Marcela Sabat afirmaron que se hizo para evitar que se entregue el informe de visitas a centros del Sename que aún no vota el consejo del instituto. Algo que ha sido desmentido por algunos consejeros del INDH quienes avalaron la información oficial, que también ha entregado Contreras, quien justificó la destitución por diferencias “en la gestión administrativa” del instituto.

La llegada de Contreras abrió un nuevo flanco: el potencial conflicto de interés por su vínculo con el Sename. La diputada RN Marcela Sabat aseguró que “claramente hay un conflicto de intereses que no puede darse en un contexto donde las violaciones a los derechos a nuestros niños está siendo hoy día la temática general en las residencias”. La crítica de Sabat se suma a las condiciones “sospechosas” en que asumió Contreras y pone en duda que la nueva directora, por su vínculo con una institución colaboradora del Sename, fiscalice o presente acciones judiciales en representación del INDH “con firmeza e independencia”.

Opinión similar que tiene Marelic, quien reconoció la existencia de un conflicto de interés en la nueva directora, pero agregó que la “credibilidad del instituto se juega en la posibilidad de entrar en temas que son complejos” como el Sename.