Actualidad & Política

Comando de Piñera niega crisis, pero pugna “personalista” se instala en candidatura

A. Sepúlveda, J. Arellano y J. M. Ojeda 19/10/2017

El equipo del ex Presidente aseguró que Gonzalo Cordero no fue removido de su cargo porque nunca fue jefe de comunicaciones. Algunos integrantes de Chile Vamos apuntaron a una disputa de protagonismos de cara a un eventual gobierno.

“Nunca ha existido un jefe de comunicaciones, hay un equipo que trabaja de forma horizontal”, repitieron ayer una y otra vez varios de los integrantes del comando de Sebastián Piñera. El discurso con el que negaban una crisis interna y se desconocía que el abogado UDI, Gonzalo Cordero, tal como publicó La Tercera, hubiera sido removido de su cargo como jefe de comunicaciones de la campaña, fue preparado en conjunto por el comando. Incluso, uno de los parlamentarios consultados revisó apuntes en su teléfono antes de opinar al respecto.

“Aquí nadie ha perdido un cargo ni un título. Vamos a seguir trabajando en equipo no hay ninguna crisis”, aseguró la diputada RN, Paulina Núñez. Su compañero de bancada, Nicolás Monckeberg, secundó esa tesis y planteó que Cordero participó, como es habitual, de la reunión que tienen en la mañana de los miércoles para fijar la pauta del día. “Este grupo siempre ha trabajado como equipo en forma horizontal de tal manera que no hay ni nombramiento ni desvinculación”, aclaró.

Por su parte, desde el comando del ex Presidente, fueron la ex ministra Cecilia Pérez, y el jefe político Andrés Chadwick, quienes descartaron problemas internos. “Estamos todos trabajando muy bien con plena normalidad”, aseguró Chadwick, mientras que Pérez negó de lleno que el ex dueño de Azerta fuese designado en algún momento como el jefe de comunicaciones. “En el comando no hay jefaturas. Somos un equipo donde se trabaja en una estructura transversal”, dijo la ex ministra.

El cargo de Cordero

Pese a que la versión oficial es que nunca hubo un cargo de jefe de comunicaciones, algunos parlamentarios evitaron referirse a la función específica o el cargo que cumplía Cordero en el comando.

“Él sigue trabajando en el comando haciendo exactamente lo mismo que hacía la semana pasada. Por eso no nos preocupa la tarjeta de presentación o el nombre que aparezca en la puerta”, explicó el jefe de bancada UDI, Felipe Ward. “Aquí uno siente que muchas veces, quizás, por un cambio de nombre o un cambio de temas menores, se pretende establecer que existen problemas al interior del comando cuando esos problemas no existen”, agregó el diputado UDI, Juan Antonio Coloma.

Otros integrantes de Chile Vamos contradijeron a Cecilia Pérez y aseguraron en privado que Cordero fue presentado como jefe de comunicaciones, y que las minutas con las noticias importantes sobre la contingencia política eran enviadas directamente a él. Incluso, aseguraron que la preponderancia que habría tenido el abogado y analista político dentro del comando era tal que habría tomado el rol de Andrés Chadwick durante el debate de la ANP, ya que el jefe político no pudo asistir porque tenía un funeral. Además, algunos integrantes del propio equipo de comunicaciones lo reconocían como jefe.

Choque de figuras

En tanto, algunos integrantes del comando sí reconocieron que habían ciertas molestias por la filtración de estrategias comunicacionales, algo que era considerado por el equipo del ex Presidente como información que debía tener reserva total. Desde la UDI, sin embargo, negaron que Cordero pueda haber estado detrás de las publicaciones sobre minutas internas ya que ese no sería su estilo de trabajo. Sin embargo, en privado algunos dirigentes del bloque opositor aseguraron que en el comando sí se está produciendo un conflicto que ya tuvo a Goznalo Cordero a su primer damnificado, y apuntaron a un choque de personalismos y a la búsqueda de mejores posiciones frente a eventuales cargos de un futuro Gobierno.

Tanto desde el gremialismo y desde el comando mism, rechazaron la tesis de que el cambio de posición de Cordero tenga que ver con una pugna entre entre RN y la UDI por la cantidad de personalidades y la influencia de cada partido en el comando. Especialmente, porque según integrantes de Chile Vamos, Cordero no representa una amenaza para RN ya que es un militante y no un dirigente, como Chadwick o el senador Coloma.

No obstante, algunas miradas apuntaron a Cecilia Pérez como la culpable del episodio, ya que sería una especie de pasada de cuenta por el creciente protagonismo del columnista. En el círculo de la ex ministra niegan tajantemente que Pérez estuviese detrás de una acción de ese tipo.